Gobernar implica ser capaces de materializar los sueños y la esperanza de todos, de potenciarlos hacia la visión de futuro con la que estamos comprometidos. Sin ese convencimiento y sin participación ciudadana efectiva, es imposible consolidar un gobierno en el que prevalezca el interés público sobre cualquier otro interés.

El complicado trabajo de transformar para mejorar es resultado de la unión de voluntades y el cumplimiento del deber de todas y todos los que participamos en las decisiones de esta Administración Municipal, donde el debate de ideas y la sana propuesta de opiniones e iniciativas han hecho de la pluralidad ideológica la materia prima para construir acuerdos y puentes de entendimiento, demanda fundamental de una sociedad que no acepta la desidia ni la omisión de la autoridad.

En estos casi dos años de administración enfrentamos el reto de remediar lo no hecho por gobiernos anteriores. El primer año trabajamos para resolver vicios y carencias heredadas: lo hicimos poniendo orden en la administración, tanto en lo financiero como en la ejecución material de obras y acciones.

En este segundo año, trabajamos para que los habitantes de Santa Clara pudieran sentirse orgullosos de este gobierno, y podemos asegurar que juntos hemos hecho una administración donde juntos sociedad y gobierno, hemos alcanzamos grandes logros.

El COVID19 nos ha recordado que las acciones individuales y personales, siempre tienen un impacto en la comunidad y que el gobierno siempre necesita de la acción y el compromiso de los ciudadanos para construir el bien común, y en este caso, defender la salud, las vidas y el futuro de todos. Juntos, hemos trabajado para lograrlo, y estoy segura, quedará en el recuerdo para la historia la fortaleza y la unidad que los Santaclareños demostramos ante una situación tan dura como esta.

Hoy convoco a toda la sociedad del municipio para que redoblemos esfuerzos y sigamos trabajando en unidad para alcanzar las metas a las que juntos nos propusimos llegar, que cristalicemos nuestros más grandes sueños, que hagamos realidad los más caros anhelos para continuar desarrollando nuestro municipio. Juntos sociedad y gobierno, hemos establecido el rumbo; con metas claras, objetivos comunes, concretos y alcanzables; logrando resultados que están a la vista de todos.

Comprometo mi palabra de que seguiré haciendo el mejor de mis esfuerzos para cumplir con la encomienda que el pueblo de Santa Clara depositó en este proyecto que hoy encabezo con orgullo y responsabilidad.

Hoy, la ilusión, el compromiso, la entrega y la dedicación en la construcción de una sociedad próspera, justa y democrática se ha fortalecido.

Como Presidenta Municipal, sé que aún nos falta mucho por hacer, pero sé también que vamos avanzando hacia un Municipio cada vez más próspero y más humano. Por eso seguiremos trabajando al límite de nuestras fuerzas y capacidades, abrazados, caminando juntos con la mirada puesta en el futuro, porque lo que nos mueve es el cariño que tenemos por Santa Clara y por su gente.